lunes, 19 de septiembre de 2016

Tarta de Galletas Oreo (sin cocción)





De vuelta del verano y las vacaciones, con ganas de cocinar y  esperando que venga pronto el fresquito para que podamos encender bien a gusto el horno. Mientras tanto una tarta de las que se hace sin cocción, sencillita y de las que no dejan ni las migas. La base es la típica de galletas con un poco de cacao, la mezcla de la tarta es de queso tipo philadephia/nata/leche y para darle la consistencia adecuada lleva gelatina. Si eres de los que tienes problemas con ella, mira los consejos que te doy, no fallarás.


Ingredientes (para una tarta de 20cm):

Para la base:

- 200 gr. de galletas.
- 80 gr. de mantequilla derretida.
- 2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo.

Para la tarta:

- 200 gr. de queso tipo philadelphia.
- 80 gr. de azúcar.
- 220 ml. de nata.
- 100 ml. de leche.
- 5 hojas de gelatina (las que yo utilizo pesan 1,6 gr. cada una, en total 8 gr. de gelatina en hojas).
- 10 galletas oreo.

Para adornar:

- 150 gr. de nata montada.
- Unas galletas mini oreos.


Instrucciones:

Base:

- Primero prepararemos la base, triturando las galletas (con un robot o la thermomix). Derretiremos la mantequilla en el microondas durante 30 segundos. Mezclaremos las galletas, el cacao y la mantequilla. Con la mezcla cubriremos la base de un molde de tarta (de 20 cm. de los que se desmoldan). Reservaremos en la nevera o el congelador.

Tarta:

- A continuación pondremos las hojas de gelatina en un bol con agua fría para que se hidrate.
- Mientras se hidrata la gelatina batiremos el queso, el azúcar y la nata.
- Calentaremos la leche, sin que llegue a hervir. Escurriremos bien las hojas de gelatina del agua y las mezclaremos con la leche, removeremos bien.
- Una vez tengamos la gelatina bien unida a la leche caliente le añadiremos tres cucharadas soperas de la mezcla de queso y seguiremos mezclando (así evitaremos que el contraste de temperatura gelatina-caliente con mezcla de queso-fría nos estropee la gelatina y se formen grumos). Ahora ya podemos juntar la gelatina con la mezcla de queso, removeremos bien para que se reparta todo homogéneamente.
- Verteremos por encima de la base de galleta  triturada toda la mezcla y  por último iremos troceando las galletas oreo y las repartiremos por toda la superficie de la tarta. No se hunden del todo, se quedan a la vista tal como veis.
- Dejaremos enfriar en la nevera. Mejor si es de un día para otro.

Adorno y presentación:

- Para desmoldar la tarta y que nos salgan los bordes lisos podemos meterla en el congelador durante una hora, así es más fácil manejarla al desmoldarla, ya que tiene una mayor consistencia.
- Montaremos 150 ml. de nata y con una manga pastelera haremos los adornos por el borde.
- Acabaremos de adornar con unas galletas minis de oreo.


Para no tener problemas con la gelatina:

. Es fácil si seguís las instrucciones de arriba. Es importante cuando la hemos deshecho en la mezcla de leche caliente no juntarla directamente con la mezcla de queso frío, ya que corremos el riesgo que cuaje rápido y nos haga grumos. Así que para ello añadiremos una pequeña cantidad de la mezcla fría y una vez ya atemperada ya podemos unirla al resto.
- ¿Se puede congelar una tarta con gelatina? .  Sí que se puede, pero tenemos que tener la precaución de enfriarla primero en la nevera. La tarta tiene que cuajar en la nevera y después ya podremos pasarla al congelador.
- ¿Gelatina en hojas o en polvo?. Yo prefiero las hojas, me he acostumbrado y además creo que resulta más fácil de dosificar.
  • 9 gr. de gelatina en polvo equivalen a 6 hojas de gelatina (así que en esta receta tendríamos que poner 7,5 gr. de gelatina en polvo).
  • 2 gr. de grenetina equivalen a 1 hoja de gelatina (así que en esta receta serían 10 gr. de grenetina).



jueves, 11 de agosto de 2016

Tarta de tomates (receta de Ottolenghi)




En verano procuro no encender mucho el horno, pero por esta receta vale la pena hacerlo,  queda espectacular!!!. Sabor a tomate 100%, el relleno de la base más sabroso no puede estar y el hojaldre bien crujiente. La receta es de Ottolenghi, todas las recetas que he probado de él, me han gustado más que mucho.
Para cocerla he encendido sólo el horno por la parte de bajo, así los tomates han  quedado hechos pero sin pasarse y mantienen mucho su sabor. He utilizado tomates de pera de la huerta de casa, de esos que cuando los coges huelen a la mata, buenísimos. Ahora que es época de tomates es buen momento para hacerla.


Ingredientes (para un molde redondo de 28 cm.):

- 7-8 tomates de pera ( u otra variedad que nos guste).
- Una masa de hojaldre.
- 1 huevo.
- 70 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
- 40 gr. de almendra molida.
- 50 gr. de requesón o ricota,.
- 35 gr. de pan rallado.
- Un ajo pequeño bien picadito.
- Una pizca de sal.
- Tomillo.
- Dos cucharadas de aceite de oliva, para pintarla al final.
- Unas anchoas (opcional).


Instrucciones:

- Primero colocaremos la masa sobre el molde y pincharemos el fondo con un tenedor. Reservar.
- A continuación batiremos con las varillas o la thermomix la mantequilla y el huevo. Pasado un minuto añadiremos la almendra molida, el pan rallado y el ajo picado, seguiremos batiendo un poco más y después añadiremos el requesón, una pizca de sal y el tomillo desmenuzado. Terminaremos de batir y nos quedará como una crema consistente.
- Verteremos la crema sobre la base y la extenderemos bien por toda la superficie.
- Cortaremos los tomates en rodajas de 1 cm. y los iremos colocando en forma de corona sobre la crema.
- Llevaremos al horno, previamente precalentado a 180º, durante 30 minutos. Yo he puesto calor sólo bajo. Cuando veamos el hojaldre bien dorado ya podemos sacarla del horno.
- Antes de tomarla la he pintado con el aceite de oliva y he espolvoreado un poco de tomillo por encima.


* El horno estaba con calor sólo bajo y me ha ido muy bien, porque si hubiera tenido calor arriba y abajo creo que el tomate se hubiera hecho demasiado, habría encogido y perdido mucha agua quedando seco. Así estaba en su punto, hecho, pero aún jugoso. El hojaldre perfecto así también, la crema de almendras no lo reblandece.
* Podemos tomarla tibia o fría.
* Al día siguiente continua firme el hojaldre, aunque como mejor está es hecha del día, evidentemente.
* Ottolenghi coloca unas anchoas por encima del tomate, también le va bien unas olivas negras.


lunes, 13 de junio de 2016

Cerezas al marrasquino (guindas)



Las cerezas están en su mejor momento, así que ahora podemos preparar estas conservas de cerezas al marrasquino para disfrutarlas en cualquier momento del año. Nos pueden servir para decorar un postre o también para tomarlas tal cual. Resultan deliciosas, el marrasquino es un licor de almendras y les transmite un sabor muy especial. 


Ingredientes  (para 4 botes de 400 ml.):

- 800 gr. de cerezas.
- 1 litro de agua.
- 400 gr. de azúcar.
- 250 ml. de licor de marrasquino (si no tenemos podemos sustituirlo por amaretto).
- Colorante alimentario rojo (yo he utilizado el de wilton 1/4 de cucharadita). Opcional.


Instrucciones:

- En primer lugar esterilizaremos los tarros en los que vamos a envasar las cerezas. Pondremos agua en un cazo y cuando hierva colocaremos los tarros y su tapa (podemos hacerlo de uno en uno), dejaremos unos minutos y sacaremos, dejándolos sobre un papel de cocina.
- En una cazuela pondremos el agua, el azúcar y el colorante , dejaremos que hierva durante 5 minutos (a fuego suave).
- A continuación pondremos las cerezas (previamente lavadas) una vez que comience el hervor las dejaremos tan solo un minuto. Las sacaremos del almíbar y las dispondremos en los tarros.
- Añadiremos el licor al almíbar y lo verteremos sobre las cerezas, de manera que estén todas cubiertas por el líquido. Cerraremos bien las tapas.
-   Llenaremos una olla con 4 dedos de agua y colocaremos los tarros. Para hacer el vacío los dejaremos con el agua hirviendo durante 20 minutos. También podemos hacerlo en la olla exprés, igualmente con 4 dedos de agua, cerraremos y una vez comience la válvula a girar lo dejaremos durante 8-10 minutos.
-  Para asegurarnos que hacen el vacío los colocaremos, aún calientes, boca para abajo y dejaremos que se enfríen. Entonces ya podemos guardarlos en nuestra despensa, en lugar oscuro.
- Una vez abierto el tarro deberemos conservarlo en el frigorífico.


- El colorante alimentario no es imprescindible, pero con él conseguimos que las cerezas mantengan un rojo más vivo, ya que al cocer pierden color.
- Podemos deshuesar las cerezas, con un aparato específico, pero a mi me gustan más cómo se conservan con el hueso.
- El almíbar de la conserva es muy rico y podemos utilizarlo para calar alguna tarta o bizcocho.

miércoles, 20 de abril de 2016

Coca de llanda de chocolate con oreos




La coca de llanda o coca boba, es un bizcocho grande, con ingredientes sencillos y económico, muy tradicional en las casas valencianas. La "llanda" es el recipiente rectangular en el que se hornea. Esta es una versión "chocolateada" y con un toping de galletas oreos, en mi casa ya llevamos una temporada con ella para los desayunos y meriendas de fin de semana.


Ingredientes (para un molde de 30 x 24 cm. rectangular):

- 3 huevos.
- 200 gr. de azúcar.
- 350 gr. de harina.
- 75 gr. de cacao puro en polvo (yo utilizo valor).
- 175 ml. de aceite de oliva suave.
- 250 ml. de leche.
- 3 sobres de gaseosas (3 blancos y 3 azules).
- Un paquete de galletas oreo o similar (154 gr.).


Instrucciones:

- Prepararemos el molde, forrándolo con papel de hornear y precalentaremos el horno a 175º (sin aire).
- Empezaremos batiendo los huevos con el azúcar. Si lo hacemos con las varillas eléctricas durante 4-5 minutos, con thermomix: mariposa, vel 3,5,  durante 4 minutos.
- A continuación verteremos el aceite, removeremos un poco y después la leche, seguiremos removiendo un poco más.
- Tamizaremos la harina, con el cacao y las gaseosas. Si no tenemos tamizador, la manera más sencilla de hacerlo es pasarlo por un colador, de esta manera esponjamos la mezcla y evitamos que haya grumos. Lo añadiremos en dos o tres veces a la mezcla de los huevos e iremos uniendo con la espátula, poco a poco, procurando no batir demasiado para que no baje la mezcla. Si lo hacemos en la thermomix podemos verter de golpe la harina-cacao-gaseosas y darle tres o cuatro golpes de turbo, aunque hay veces que hay que acabar de remover con la espátula.
- Dispondremos la masa sobre el molde, de manera que esté uniformemente repartida. Trocearemos con las manos las galletas y las iremos colocando por encima. Llevaremos al horno durante 30-35 minutos, o hasta que pinchando con un palillo salga seco.


- Aguanta perfectamente el paso de los días, teniendo la precaución de que esté bien tapada y no le dé el aire.
- Esta receta queda muy chocolateada, pero si la queremos todavía más, podemos sustituir la leche por la misma cantidad de agua, también hay quien le pone zumo de naranja.
- Si no tenéis papelitos de gaseosa podéis cambiarlo por un sobre (16 gr.) de levadura royal. Aunque las gaseosas le dan un toque diferente.