domingo, 11 de diciembre de 2016

Tiramisú de remolacha (aperitivo)





Para los aperitivos de este año de Navidades tengo fichado este tiramisú de remolacha con queso de cabra y mascarpone, muy rico, suave y ligero. La versión es mini y la verdad es que te quedas con ganas de repetir. Además es de las cosas que puedes tener ya preparadas y adelantadas, para no estar a última hora en la cocina. Os lo recomiendo, por fácil y rico.


Ingredientes (para 6 mini vasitos):

- 100 gr. de queso de cabra fresco (es el que venden en tarrinas cuadradas, es un queso blando y untuoso).
- 100 gr. de queso mascarpone.
- 2 remolachas cocidas.
- 3 rebanadas de pan de molde.
- Sal y pimienta.


Instrucciones:

- Primero cortaremos con la ayuda de uno de los vasitos que vamos a rellenar el pan de molde. Presionaremos sobre el pan con el vaso  y así cortaremos la medida justa de pan para colocarlo dentro. Reservaremos.
- A continuación cortaremos la remolacha en cuadrados no demasiado grandes.
- En un bol  y con la ayuda de un tenedor mezclaremos los dos quesos,  también añadiremos sal y pimienta blanca.
- Para montar los vasitos comenzaremos colocando con la ayuda de una cucharita una base de remolacha. Después con otra cucharita pondremos un poco de la crema de queso. Encima irá el pan, presionaremos ligeramente, otra capa de queso y por último remolacha,
- Para adornar podemos poner un poquito de albahaca o unos frutos secos picados.
-Reservar en la nevera hasta el momento de tomarlos.


Lo vi en:  Chef nini



lunes, 14 de noviembre de 2016

Tarta crujiente de boniatos (Banitsa de boniatos)




Sigo con recetas otoñales y de boniato. La banitsa es un pastel búlgaro del que ya os he mostrado varias versiones: la clásica de queso sirene (es salada) y una dulce con turrón de Jijona. Ahora no he podido evitar hacerla rellena de boniato y almendras. Queda una tarta crujiente y ligera, con el dulzor del boniato y la almendra.


Ingredientes (para un molde de 26-28 cm.):

- 6  hojas de masa filo.
- 300 gr. de boniato cocido o asado (yo lo hago en el microondas, pelado y troceado durante 12 minutos).
- 70 gr. de almendra triturada, pero que se noten los trocitos.
- 90 gr. de azúcar.
- 1 huevo.
- Una pizca de canela. También le va muy bien un poco de limón rallado.
- 120 gr. de mantequilla derretida ( 60 gr. para el relleno y 60 gr. para pintar la masa).



Instrucciones:

- Primero asaremos o coceremos los boniatos. Cuando estén fríos o templados los trituraremos, añadiremos el huevo, la almendra, el azúcar, la canela y 60 gr. de mantequilla derretida. Mezclaremos bien todos los ingredientes.
-  A continuación estiraremos una hoja de masa y la pintaremos con el resto de mantequilla que nos queda (60 gr.), con una cuchara esparciremos la mezcla de boniato, no hay que cubrir toda la masa, basta con ir dejando pegotes, tal como se ve en la foto.
- Engrasaremos con mantequilla un molde que pueda ir al horno. Enrollaremos la hoja sobre si misma, haciendo un cilindro  y la colocaremos sobre el molde, haciendo un forma de espiral, como si fuera una ensaimada. Yo empiezo por el centro y luego voy añadiendo las hojas hacia fuera, hasta que tengo el molde lleno. Como las hojas son muy finas hay veces que se rompen, pero no pasa nada.
- Pintaremos la masa por encima con la mantequilla que nos haya quedado y llevaremos al horno a 175º durante 20 minutos.
- Para servirla la espolvorearemos con un poco de azúcar glas.


* Las hojas que utilizo son rectangulares y las enrollo sobre la parte más larga, así evito que se forme un rollo demasiado gordo y nos quede una tarta excesivamente gorda de pasta y basta.
* Podemos sustituir la masa filo por masa brick, la primera resulta mucho más fina que la segunda, yo la prefiero y ahora tienen en casi todos los supermercados.


lunes, 24 de octubre de 2016

Flan de boniatos (microondas / SG)






El otoño nos trae un montón de cosas buenas: kakis, mandarinas, granadas, castañas, calabazas y también los boniatos. Aviso que este otoño va a ser el otoño del boniato en mi cocina, tengo ganas de preparar un montón de cosas con ellos. Así que para empezar algo sencillo como este flan con boniatos, similar al que hago con calabaza y que no me ha defraudado. Es rico, aterciopelado al paladar y con el dulzor que le da el boniato, sin duda es una receta que volveré a repetir este otoño. Se puede preparar también en el horno al baño maría, pero ya sabéis que me encanta utilizar el microondas para estas cosas.


Ingredientes:

- 500 gr. de boniato cocido en el microondas o asado.
- 180 gr. de azúcar.
- 400 ml. de leche evaporada.
- 5 huevos.
- Caramelo líquido para el fondo del molde ( puede ser de compra).


Instrucciones:

- Primero asaremos el boniato, si vamos a hacerlo en el microondas lo pelaremos, trocearemos y en un molde tipo pirex, lo taparemos y sin añadir agua, lo coceremos en el microondas durante 12 minutos, tenemos que ver que está tierno. Si lo queremos hacer en el horno, lo pondremos sin pelar y tendrá que estar 40 minutos a 180º (el tiempo dependerá del tamaño que tengan).
- Caramelizar el fondo de un molde que pueda ir al microondas (de pirex o silicona).
- Triturar con la batidora el boniato junto con el azúcar.
- A continuación añadiremos los huevos  y por último la leche. Batiremos hasta que sea una mezcla homogénea y verteremos sobre el molde.
- Llevaremos al microondas, primero lo coceremos durante 10 minutos a 600w, cuando acabe dejaremos reposar sin abrir la puerta durante 3 minutos y volveremos a programar 10 minutos más a 600w y después reposar otros 3 minutos. Abrimos y pinchamos para ver si está cuajado, si no está añadimos otros 2 minutos más a 600w, hasta que cuaje. (Hay que evitar cocerlo en exceso, tened en cuenta que después de sacarlo continua cociendo por el calor residual).


* Para el microondas os recomiendo utilizar un molde tipo corona porque facilita el cuajado. Si es redondo le costará más cuajar por el centro y se resecan las orillas.
* Si el molde es de silicona, mejor poner bajo un plato o bandeja que pueda ir al microondas para trasladarlo hasta allí, porque al llevar mucho líquido corremos el riesgo de que se nos deforme y salga el líquido al hacer el traslado hasta el microondas (sí, esto me ha pasado alguna vez a mi, desastre total al intentar mover el molde lleno de líquido).
* Si no tenemos leche evaporada podemos utilizar leche entera o semidesnatada, aunque la leche evaporada le da una textura más cremosa.
* Para hacerlo al horno, al baño maría colocaremos un recipiente más grande que el del flan con agua en el horno, pondremos el flan encima y hornearemos a 170º durante 40 minutos.


lunes, 19 de septiembre de 2016

Tarta de Galletas Oreo (sin cocción)





De vuelta del verano y las vacaciones, con ganas de cocinar y  esperando que venga pronto el fresquito para que podamos encender bien a gusto el horno. Mientras tanto una tarta de las que se hace sin cocción, sencillita y de las que no dejan ni las migas. La base es la típica de galletas con un poco de cacao, la mezcla de la tarta es de queso tipo philadephia/nata/leche y para darle la consistencia adecuada lleva gelatina. Si eres de los que tienes problemas con ella, mira los consejos que te doy, no fallarás.


Ingredientes (para una tarta de 20cm):

Para la base:

- 200 gr. de galletas.
- 80 gr. de mantequilla derretida.
- 2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo.

Para la tarta:

- 200 gr. de queso tipo philadelphia.
- 80 gr. de azúcar.
- 220 ml. de nata.
- 100 ml. de leche.
- 5 hojas de gelatina (las que yo utilizo pesan 1,6 gr. cada una, en total 8 gr. de gelatina en hojas).
- 10 galletas oreo.

Para adornar:

- 150 gr. de nata montada.
- Unas galletas mini oreos.


Instrucciones:

Base:

- Primero prepararemos la base, triturando las galletas (con un robot o la thermomix). Derretiremos la mantequilla en el microondas durante 30 segundos. Mezclaremos las galletas, el cacao y la mantequilla. Con la mezcla cubriremos la base de un molde de tarta (de 20 cm. de los que se desmoldan). Reservaremos en la nevera o el congelador.

Tarta:

- A continuación pondremos las hojas de gelatina en un bol con agua fría para que se hidrate.
- Mientras se hidrata la gelatina batiremos el queso, el azúcar y la nata.
- Calentaremos la leche, sin que llegue a hervir. Escurriremos bien las hojas de gelatina del agua y las mezclaremos con la leche, removeremos bien.
- Una vez tengamos la gelatina bien unida a la leche caliente le añadiremos tres cucharadas soperas de la mezcla de queso y seguiremos mezclando (así evitaremos que el contraste de temperatura gelatina-caliente con mezcla de queso-fría nos estropee la gelatina y se formen grumos). Ahora ya podemos juntar la gelatina con la mezcla de queso, removeremos bien para que se reparta todo homogéneamente.
- Verteremos por encima de la base de galleta  triturada toda la mezcla y  por último iremos troceando las galletas oreo y las repartiremos por toda la superficie de la tarta. No se hunden del todo, se quedan a la vista tal como veis.
- Dejaremos enfriar en la nevera. Mejor si es de un día para otro.

Adorno y presentación:

- Para desmoldar la tarta y que nos salgan los bordes lisos podemos meterla en el congelador durante una hora, así es más fácil manejarla al desmoldarla, ya que tiene una mayor consistencia.
- Montaremos 150 ml. de nata y con una manga pastelera haremos los adornos por el borde.
- Acabaremos de adornar con unas galletas minis de oreo.


Para no tener problemas con la gelatina:

. Es fácil si seguís las instrucciones de arriba. Es importante cuando la hemos deshecho en la mezcla de leche caliente no juntarla directamente con la mezcla de queso frío, ya que corremos el riesgo que cuaje rápido y nos haga grumos. Así que para ello añadiremos una pequeña cantidad de la mezcla fría y una vez ya atemperada ya podemos unirla al resto.
- ¿Se puede congelar una tarta con gelatina? .  Sí que se puede, pero tenemos que tener la precaución de enfriarla primero en la nevera. La tarta tiene que cuajar en la nevera y después ya podremos pasarla al congelador.
- ¿Gelatina en hojas o en polvo?. Yo prefiero las hojas, me he acostumbrado y además creo que resulta más fácil de dosificar.
  • 9 gr. de gelatina en polvo equivalen a 6 hojas de gelatina (así que en esta receta tendríamos que poner 7,5 gr. de gelatina en polvo).
  • 2 gr. de grenetina equivalen a 1 hoja de gelatina (así que en esta receta serían 10 gr. de grenetina).



jueves, 11 de agosto de 2016

Tarta de tomates (receta de Ottolenghi)




En verano procuro no encender mucho el horno, pero por esta receta vale la pena hacerlo,  queda espectacular!!!. Sabor a tomate 100%, el relleno de la base más sabroso no puede estar y el hojaldre bien crujiente. La receta es de Ottolenghi, todas las recetas que he probado de él, me han gustado más que mucho.
Para cocerla he encendido sólo el horno por la parte de bajo, así los tomates han  quedado hechos pero sin pasarse y mantienen mucho su sabor. He utilizado tomates de pera de la huerta de casa, de esos que cuando los coges huelen a la mata, buenísimos. Ahora que es época de tomates es buen momento para hacerla.


Ingredientes (para un molde redondo de 28 cm.):

- 7-8 tomates de pera ( u otra variedad que nos guste).
- Una masa de hojaldre.
- 1 huevo.
- 70 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
- 40 gr. de almendra molida.
- 50 gr. de requesón o ricota,.
- 35 gr. de pan rallado.
- Un ajo pequeño bien picadito.
- Una pizca de sal.
- Tomillo.
- Dos cucharadas de aceite de oliva, para pintarla al final.
- Unas anchoas (opcional).


Instrucciones:

- Primero colocaremos la masa sobre el molde y pincharemos el fondo con un tenedor. Reservar.
- A continuación batiremos con las varillas o la thermomix la mantequilla y el huevo. Pasado un minuto añadiremos la almendra molida, el pan rallado y el ajo picado, seguiremos batiendo un poco más y después añadiremos el requesón, una pizca de sal y el tomillo desmenuzado. Terminaremos de batir y nos quedará como una crema consistente.
- Verteremos la crema sobre la base y la extenderemos bien por toda la superficie.
- Cortaremos los tomates en rodajas de 1 cm. y los iremos colocando en forma de corona sobre la crema.
- Llevaremos al horno, previamente precalentado a 180º, durante 30 minutos. Yo he puesto calor sólo bajo. Cuando veamos el hojaldre bien dorado ya podemos sacarla del horno.
- Antes de tomarla la he pintado con el aceite de oliva y he espolvoreado un poco de tomillo por encima.


* El horno estaba con calor sólo bajo y me ha ido muy bien, porque si hubiera tenido calor arriba y abajo creo que el tomate se hubiera hecho demasiado, habría encogido y perdido mucha agua quedando seco. Así estaba en su punto, hecho, pero aún jugoso. El hojaldre perfecto así también, la crema de almendras no lo reblandece.
* Podemos tomarla tibia o fría.
* Al día siguiente continua firme el hojaldre, aunque como mejor está es hecha del día, evidentemente.
* Ottolenghi coloca unas anchoas por encima del tomate, también le va bien unas olivas negras.


lunes, 13 de junio de 2016

Cerezas al marrasquino (guindas)



Las cerezas están en su mejor momento, así que ahora podemos preparar estas conservas de cerezas al marrasquino para disfrutarlas en cualquier momento del año. Nos pueden servir para decorar un postre o también para tomarlas tal cual. Resultan deliciosas, el marrasquino es un licor de almendras y les transmite un sabor muy especial. 


Ingredientes  (para 4 botes de 400 ml.):

- 800 gr. de cerezas.
- 1 litro de agua.
- 400 gr. de azúcar.
- 250 ml. de licor de marrasquino (si no tenemos podemos sustituirlo por amaretto).
- Colorante alimentario rojo (yo he utilizado el de wilton 1/4 de cucharadita). Opcional.


Instrucciones:

- En primer lugar esterilizaremos los tarros en los que vamos a envasar las cerezas. Pondremos agua en un cazo y cuando hierva colocaremos los tarros y su tapa (podemos hacerlo de uno en uno), dejaremos unos minutos y sacaremos, dejándolos sobre un papel de cocina.
- En una cazuela pondremos el agua, el azúcar y el colorante , dejaremos que hierva durante 5 minutos (a fuego suave).
- A continuación pondremos las cerezas (previamente lavadas) una vez que comience el hervor las dejaremos tan solo un minuto. Las sacaremos del almíbar y las dispondremos en los tarros.
- Añadiremos el licor al almíbar y lo verteremos sobre las cerezas, de manera que estén todas cubiertas por el líquido. Cerraremos bien las tapas.
-   Llenaremos una olla con 4 dedos de agua y colocaremos los tarros. Para hacer el vacío los dejaremos con el agua hirviendo durante 20 minutos. También podemos hacerlo en la olla exprés, igualmente con 4 dedos de agua, cerraremos y una vez comience la válvula a girar lo dejaremos durante 8-10 minutos.
-  Para asegurarnos que hacen el vacío los colocaremos, aún calientes, boca para abajo y dejaremos que se enfríen. Entonces ya podemos guardarlos en nuestra despensa, en lugar oscuro.
- Una vez abierto el tarro deberemos conservarlo en el frigorífico.


- El colorante alimentario no es imprescindible, pero con él conseguimos que las cerezas mantengan un rojo más vivo, ya que al cocer pierden color.
- Podemos deshuesar las cerezas, con un aparato específico, pero a mi me gustan más cómo se conservan con el hueso.
- El almíbar de la conserva es muy rico y podemos utilizarlo para calar alguna tarta o bizcocho.

miércoles, 20 de abril de 2016

Coca de llanda de chocolate con oreos




La coca de llanda o coca boba, es un bizcocho grande, con ingredientes sencillos y económico, muy tradicional en las casas valencianas. La "llanda" es el recipiente rectangular en el que se hornea. Esta es una versión "chocolateada" y con un toping de galletas oreos, en mi casa ya llevamos una temporada con ella para los desayunos y meriendas de fin de semana.


Ingredientes (para un molde de 30 x 24 cm. rectangular):

- 3 huevos.
- 200 gr. de azúcar.
- 350 gr. de harina.
- 75 gr. de cacao puro en polvo (yo utilizo valor).
- 175 ml. de aceite de oliva suave.
- 250 ml. de leche.
- 3 sobres de gaseosas (3 blancos y 3 azules).
- Un paquete de galletas oreo o similar (154 gr.).


Instrucciones:

- Prepararemos el molde, forrándolo con papel de hornear y precalentaremos el horno a 175º (sin aire).
- Empezaremos batiendo los huevos con el azúcar. Si lo hacemos con las varillas eléctricas durante 4-5 minutos, con thermomix: mariposa, vel 3,5,  durante 4 minutos.
- A continuación verteremos el aceite, removeremos un poco y después la leche, seguiremos removiendo un poco más.
- Tamizaremos la harina, con el cacao y las gaseosas. Si no tenemos tamizador, la manera más sencilla de hacerlo es pasarlo por un colador, de esta manera esponjamos la mezcla y evitamos que haya grumos. Lo añadiremos en dos o tres veces a la mezcla de los huevos e iremos uniendo con la espátula, poco a poco, procurando no batir demasiado para que no baje la mezcla. Si lo hacemos en la thermomix podemos verter de golpe la harina-cacao-gaseosas y darle tres o cuatro golpes de turbo, aunque hay veces que hay que acabar de remover con la espátula.
- Dispondremos la masa sobre el molde, de manera que esté uniformemente repartida. Trocearemos con las manos las galletas y las iremos colocando por encima. Llevaremos al horno durante 30-35 minutos, o hasta que pinchando con un palillo salga seco.


- Aguanta perfectamente el paso de los días, teniendo la precaución de que esté bien tapada y no le dé el aire.
- Esta receta queda muy chocolateada, pero si la queremos todavía más, podemos sustituir la leche por la misma cantidad de agua, también hay quien le pone zumo de naranja.
- Si no tenéis papelitos de gaseosa podéis cambiarlo por un sobre (16 gr.) de levadura royal. Aunque las gaseosas le dan un toque diferente.

martes, 5 de abril de 2016

Tarta de queso con fresas (sin horno)




Ya tenemos aquí la temporada de las fresas, las recetas que podemos hacer con ellas siempre son muy vistosas y no dejan indiferente a nadie. Está claro que la mejor manera de consumirlas es al natural, como postre, aquí se suelen tomar maceradas con zumo de naranja. Pero para un capricho o un día especial podemos preparar una tarta con ellas y lucirnos con el resultado.
Esta cheesecake resulta ligera y deliciosa, es muy sencilla de preparar y no tenemos ni que encender el horno. Si no tenemos un molde alargado desmoldable, podemos hacerla en un molde de tarta redondo.


Ingredientes (para 8-10 raciones):

Para la base:
- 120 gr. de galletas.
- 50 gr. de mantequilla.

Para el cheesecake:
- 160 gr. de chocolate blanco.
- 200 gr. de queso tipo philadelfia.
- 320 gr. de leche evaporada.
- 400 ml. de leche.
- 120 gr. de azúcar.
- 2 sobres de preparado para hacer cuajada.

Para decorar:
- 250 gr. de fresas.


Instrucciones:

- Primero prepararemos la base de galletas, en un robot, picadora o con la thermomix trituraremos las galletas junto con la mantequilla. Tiene que quedarnos una masa compacta. Cubriremos toda la base del molde con la masa. Si queremos que nos quede muy crujiente la hornearemos durante 10 minutos a 175º. Si no lo hacemos no pasa nada.
- A continuación elaboraremos el cheesecake. Colocaremos todos los ingredientes, menos el chocolate, en un cazo y lo batiremos todo, llevaremos al fuego, añadiremos el chocolate troceado y removeremos hasta que comience a hervir, entonces apartaremos del fuego y con cuidado lo verteremos sobre la masa de galleta. Si lo hacemos con la thermomix pondremos todos los ingredientes en el vaso, 10 segundos vel 5. A continuación temperatura 100º, 8 minutos, vel 3, una vez veamos que ha alcanzado la temperatura (100º) pararemos y lo volcaremos sobre la masa de galleta.
- Dejaremos enfriar y una vez frío lo llevaremos al frigorífico.
- Para adornar: lavaremos y secaremos las fresas, las cortaremos finamente (yo lo he hecho con la mandolina para que el corte sea siempre del mismo grosor). Las dispondremos sobre la tarta, montándolas una encima de otra, haciendo como un cordón. Primero las de la parte de fuera y terminando con las de dentro.


- Lo mejor es preparar la tarta el día de antes y terminar de adornarla al día siguiente, así las fresas están frescas y no se resecan. Si queremos hacerlo todo con antelación, podemos preparar un poco de gelatina neutra y pintar con ella las fresas, así continuarán con brillo y se mantendrán más frescas que si les da el aire directamente.
- Para cortarla hay que hacerlo con un buen cuchillo de sierra, así evitaremos arrastrar las fresas sin cortarlas afeando el corte.
- Si no habéis probado nunca a hornear previamente la base de galletas, os lo recomiendo, queda una base muy crujiente.